© Inconnu
Sumérgete en el pasado de ...La ciudad de los Condes‑Obispos

Los orígenes de Mende.

Comienzan, según la tradición, en el siglo tercero.
En aquella época los habitantes de la futura provincia del Gévaudan son los Gabales.
Los alamanes invaden la zona y capturan a Privat, evangelizador de los Gabales.
Privat se niega a renunciar a la fé cristiana y es martirizado cerca de las cuevas del Monte Mimat.
Convertido en un santo famoso, la importante peregrinación a su tumba va a engendrar el desarrollo de una ciudad: Mende.

En la Edad Media…

… la situación geográfica de Mende, al cruce de rutas entre Languedoc y Auvernia, favorece la actividad comercial y artesanal de la ciudad, convirtiéndose en una ciudad próspera y poderosa.
En el siglo X, a más tardar, el Obispado tiene su sede en Mende.

En 1161, el obispo Aldebert III de Tournel rinde homenaje al rey de Francia Luis VII en nombre de la diócesis de Gévaudan.
Encantado de esta reunión, el rey concede a los obispos el rango de «conde de Gévaudan» y por lo tanto delega el poder temporal sobre toda la provincia a los obispos de Mende.
Ante la oposición de los barones locales y para simbolizar su nuevo estatuto, el obispo construye murallas cuya forma es todavía la del bulevar que rodea el casco antiguo.

… Mende se convierte en un principado eclesiástico.

Los oscuros días de Mende … las guerras de religión.

La ciudad de Mende va a pasar por momentos difíciles durante la segunda mitad del siglo XVI.
Si la reforma protestante convierte una parte de la población de Gévaudan, Mende permanece fiel a la fé católica.

Su lema viene de ésta época: «Las tinieblas no invadieron» tanto como «el sol radiante» que adorna su escudo.
En 1579, el capitán protestante Mathieu Merle se apodera de la ciudad, diezmando al clero, y en 1581 destruye la catedral y su monumental campana apodada «La non-pareille«(= la sin igual).
Si la catedral fue reconstruida casi idénticamente, la prestigiosa campana ha sido reemplazada por una campana de tamaño muy inferior.

 

Mende se convirtió en la capital de la Lozère trás la Revolución.

En 1721, la peste, proveniente de Marsella, atravesó las puertas de la ciudad para llevar allí su macabro destino …
Esta terrible epidemia es una de las causas de la destrucción de las murallas en 1768, «para que el aire circule mejor».

La Revolución Francesa no modificó el estatuto de Mende, que pasó de ser capital de la provincia de Gévaudan a ser prefectura del departamento de Lozère.

El siglo XIX es un siglo contradictorio en la historia de nuestra ciudad.

Es el siglo del progreso: Mende es la primera prefectura (=capital provincial) después de París, en conseguir la iluminación eléctrica pública en 1888.
Pero el siglo XIX es también el siglo del lento descenso de la ciudad hacia el olvido.
La industria textil declinó lentamente para desaparecer totalmente al llegar el siglo XX.
El éxito de las grandes ferias de Mende también se ve mermado por el desarrollo del ferrocarril y otras rutas más rápidas y cómodas.

Hoy en día

La ciudad es principalmente el centro administrativo del departamento de Lozère.
Sin embargo, suele sorprender a sus visitantes.
Ha entrado en el siglo XXI manteniendo su serenidad; ofrece todas las infraestructuras de las ciudades modernas dejando, a quienes lo desean, la facilidad de utilizarlas.
Su medio de vida preservado atrae a nuevos habitantes cada año.
Esta dinámica se ve impulsada por la instalación de centros de formación, entre ellos una oficina universitaria, empresas digitales e industrias respetuosas del medio ambiente.

Le invitamos a descubrir por qué los hombres han elegido este sitio desde hace milenios para inscribir su historia.

Visitar Mende

 

Visitar el casco antiguo por tu cuenta

¿Estás de paso por Mende y deseas descubrir la ciudad a tu ritmo y sin necesariamente contractar un guía?
Puedes obtener el folleto «Circuito del Patrimonio de Mende» en la Oficina de Turismo.
Este folleto te llevará por un pequeño circuito de 28 etapas por el centro de la ciudad y te mostrará también lo que hay que descubrir en la catedral.

Descargar el folleto

Atención! Algunos lugares de Mende son accesibles al público unicamente durante las visitas guiadas (antigua farmacia, sala de bodas del ayuntamiento, campanario de la catedral, antigua sinagoga, y otras pequeñas sorpresas…).

La visita guiada de Mende :

En francés – Visitas guiadas en verano:
Nada como un guía para descubrir el Patrimonio de Mende desde un punto de vista tanto cultural como agradable.
La Oficina de Turismo organiza visitas guíadas del casco antiguo durante todo el verano.
Estas visitas pueden ser temáticas (visitas musicales, visitas a dos voces, visitas fifties, visitas contradictorias, …) o clásicas.

En francés y en castellano – Visitas guiadas en verano y fuera de temporada:
Grupos e individuales tienen la posibilidad de reservar una visita guiada contactando con la Oficina de Turismo de Mende.

Consultar las tarifas

 

Visita para personas con movilidad reducida.

El centro de Mende es accesible en general.

La Catedral dispone de 3 entradas:
La puerta Súr, situada en la plaza Chaptal (a la derecha sobre el plano) es accesible a las personas en silla de ruedas.
La parroquia está situada justo en frente de esta entrada. Esto en caso de que fuera necesario abrir la puerta de par en par y quitar el marco y la contrahuella de la puerta.
En cambio las puertas Oeste y Norte (respectivamente plaza Urbano V en la parte inferior del plano y calle de la Rovère a la izquierda del mapa) tienen escaleras.

Las visitas de la Catedral son accesibles para las personas en silla de ruedas.
En cambio, ciertas partes del casco antiguo son dificilmente accesibles.
Más información contactando con el servicio de guías de la oficina de turismo.

Descargue el folleto explicativo del Patrimonio de Mende en Castellano.
Puedes adquirir  este folleto gratuitamente en la Oficina de Turismo de Mende, plaza «Foirail«